Formacion

Lean Management y la competitividad después de la crisis

No debemos olvidar que el cliente es el objetivo final y que sus requerimientos han de ser el punto de partida de toda actuación. Por esta razón, debemos alcanzar los niveles adecuados de competitividad empresarial que dependen de tres grandes ejes: calidad, tiempo y coste, a los que podríamos añadir la flexibilidad para adaptarse a las exigencias cambiantes de los mercados cuya demanda fluctúa.

X