Récord de exportaciones : más allá de las cifras

Exportaciones

Acabamos de conocer los datos provisionales del comercio internacional de bienes que cierran el  año 2019, tanto en cifras de exportaciones como de importaciones, elaborados con datos del Departamento de Aduanas por la Dirección Territorial de Comercio en Navarra.

Como se esperaba, se ha alcanzado la cifra emblemática de los 10.000 millones de euros en exportaciones, concretamente 10.147 millones de euros y 5.468 millones de euros en importaciones de Navarra con el resto del mundo, que también es un dato importante y a veces no suficientemente ponderado, puesto que, como hemos visto estos días tras la crisis del coronavirus en China, somos también dependientes de las compras a otros países.

En estas cifras no se contemplan las exportaciones de servicios, cada vez más importantes y tampoco se contemplan los datos de envíos de bajo importe. Como bien se advierte por parte de la Secretaría de Estado de Comercio, la tasa de variación anual del número de exportadores debe ser tomada con cautela porque se ha visto afectada por un fuerte incremento de operadores que realizan envíos de bajo importe, a través de empresas de mensajería, por ejemplo. El dato de exportaciones de más de 50.000 euros presenta mayor homogeneidad. Los datos de comercio exterior de servicios, los elabora el Instituto Nacional de Estadística con el fin de proporcionar indicadores de la evolución a corto plazo del valor de las exportaciones e importaciones de servicios no turísticos realizadas entre las unidades residentes y las no residentes en España. El dato de exportación de servicios en España del tercer trimestre de 2019 era un total de 18.000 millones de euros, según el INE.

Por lo tanto, podemos concluir que las exportaciones de tipo de bienes y servicios, superan con creces los 10.147 millones de euros en 2019.

Desde que se  tienen registros de las cifras del comercio internacional de mercancías hasta la actualidad, cuando hemos alcanzado el récord de las exportaciones, han pasado solo unas décadas. Es una pena no  tener datos fehacientes de esas primeras “exportaciones e importaciones” de mercancías que iban y venían de la ruta de la seda a Asia, o del tráfico originado por los fenicios y griegos en el Mediterráneo. Hay constancia  del comercio con Asia desde el siglo I antes de Cristo y desde la Edad Media en rutas que cubrían más de 4.000 kilómetros desde China a Europa, cruzando Asia y el Oriente Medio y poniendo en contacto desde hace siglos a Oriente y Occidente. Seguramente Marco Polo, pionero medieval occidental en los contactos con la lejana China,  no se sorprendería de la posición comercial del gigante asiático en la actualidad como primera potencia exportadora mundial.

Hoy en día se ha actualizado esta vía y hay un tren desde 2014 que cubre esta antigua ruta desde Madrid hasta Yiwu, conocida antes como “la ciudad del todo a 100”. Atraviesa 8 países y cubre 13.000 kilómetros dos veces por semana. Además de todo el tráfico marítimo que se realiza con este país. No es de extrañar por eso, que España esté afectada por el problema sanitario que afecta a China,  que es además el tercer país proveedor de la Comunidad Foral.

Pero volviendo a las excelentes cifras del comercio internacional en Navarra, habría que poner la lupa en los datos y extraer algunas conclusiones más concretas.

Navarra es la 7ª provincia más exportadora de las 50 españolas, tras Barcelona, Madrid, Valencia, Zaragoza, A Coruña y Murcia. En cambio como Comunidad Autónoma ocupamos el 10º lugar de 17. Como ejemplo diremos que Navarra exportó en 2019 más que el total de Asturias, Cantabria y Extremadura juntas. Y además se podría destacar positivamente que en Navarra no hay un organismo específico de promoción de exportaciones como en la mayoría de Comunidades Autónomas.

También Navarra ha destacado en 2019 por su superávit comercial, doblando casi la cifra de exportaciones respecto a las importaciones.  Es la única Comunidad Autónoma junto con  País Vasco que obtiene superávit comercial en todo el país.

En cuanto a destinos, el 70’2% de las exportaciones son ventas intracomunitarias, el mercado natural para las empresas. Este es un dato que permanece estancado en los últimos años. Debemos de ser capaces de encontrar terceros países en los que diversificar el destino de las exportaciones. El Reino Unido, sigue siendo el 4º país destino de las exportaciones de Navarra, y  en unos meses se considerará a todos los efectos país extracomunitario. Sigue concentrando más del 5% de las ventas totales, a pesar de la bajada del año pasado, incluso aumentando la cifra absoluta y debido probablemente al aprovisionamiento de mercancías que están haciendo los compradores británicos. A partir del 2021 veremos cómo afecta a todos su salida de la Unión. Muchas empresas ya están preparando los planes de contingencia para paliar estos posibles efectos.

La subida del 25% de los aranceles que aplicó Estados Unidos a determinados productos agroalimentarios sí que se notaron en las ventas de algunos productos los  últimos meses del año 2019. Es una medida punitiva, un daño colateral arbitrario, que ha dañado directamente a empresas navarras.

Las bodegas son un buen ejemplo de ello, han sido afectadas en muy poco tiempo por graves problemas en Reino Unido, Estados Unidos y ahora China, tres de sus principales mercados.

 Y no podemos olvidar la otra parte importante de la internacionalización que es la inversión empresarial navarra en el exterior. Hay 463 implantaciones productivas, comerciales, logísticas, almacenes… en 64 países de los 5 continentes. Una apuesta muy importante por parte de las empresas forales por echar raíces en otros países y multilocalizarse.

El esfuerzo por la internacionalización y la apuesta por mercados exteriores es una realidad, que la han llevado a cabo 2.916 empresas navarras en 2019. Mi más sincera felicitación a cada una de ellas, sabemos lo que cuesta salir al mercado internacional, es una carrera de fondo, pero casi siempre recompensada en sus resultados.

A pesar de los vaivenes internacionales que siempre ha habido y seguirá habiendo, como conflictos entre países,  medidas proteccionistas, aranceles, barreras comerciales, problemas de sanidad pública, pobreza, desigualdades, desastres naturales… el comercio internacional es imparable y ojalá que en 2020 estas cifras sigan aumentando y podamos seguir en la senda del crecimiento que repercutirá en un mayor bienestar económico de nuestra Comunidad.

 

Contacto