Navarra registra de nuevo malos datos de empleo

paro noviembre

El paro aumentó en 619 personas en noviembre (un 1,59% más) situándose en 39.527 personas paradas, volviendo a niveles de 2016. El último trimestre no suele ser positivo para el empleo y la pandemia, y las medidas restrictivas de actividad y movilidad se están notando en el cierre de 2020. Los trabajadores de ocupaciones elementales y los de servicios de restauración, hostelería, restauración, personales y vendedores fueron los que experimentaron mayores subidas. El paro aumentó en todos los sectores y el incremento fue mayor en las zonas de Tafalla, Aoiz y Santesteban. El menor incremento del paro se dio en Tudela (0,28%), impulsado por el sector agrícola donde el paro descendió en 44 personas.

La gravedad del efecto se percibe en la comparativa anual ya que noviembre cierra con 7.111 parados más que hace un año.

Las empresas realizaron también menos contratos, 4.096 menos que en octubre (un 13,3% menos) y la afiliación a la Seguridad Social también refleja la mala situación del mercado laboral, con 645 afiliados menos que en octubre y 2.819 menos que en noviembre de 2019. El número total de afiliados se situó en 288.406.

A esto se suma el número de trabajadores en ERTE, motivado por la pandemia, con sectores especialmente afectado, lo cual puede suponer un número mayor de desempleo en el futuro.   

Las buenas noticias sobre la posible llegada al mercado de las vacunas contra el coronavirus no debería olvidar que las previsiones sitúan la recuperación total y vuelta a niveles pre-crisis más allá del año 2022. Por ello, es necesario mantener el foco en la puesta en marcha, lo antes posible de medidas que impulsen nuestra actividad económica y estén dirigidas a apoyar nuestro tejido empresarial. Los presupuestos que ahora se trabajan y la captación de fondos europeos deben estar enfocados cumplir estos objetivos.