La pandemia sitúa los precios de nuevo en terreno negativo en Navarra

IPC

La variación del IPC nos muestra el impacto que ha tenido la pandemia sobre los precios. La caída de la demanda se está traduciendo, como ya ocurrió en la anterior crisis, en una caída de los precios en comparación a los mismos meses del año pasado.

En septiembre los precios crecieron un 0,1% con respecto a agosto. En comparación a septiembre del año pasado cayeron un 0,7%, lo cual supone una menor caída en comparación a las de julio y agosto pasados. Se observan además diferencias entre partidas. Los precios del grupo de vivienda cayeron un 3,4%, un 5,6% las del grupo de transporte y un 1,7% el ocio y cultura. No obstante, y pese a lo que quizá cabría esperar, los precios de partidas ligadas al ocio y turismo como los del grupo de hoteles, cafés y restaurantes aumentaron un 0,8% y las bebidas alcohólicas un 0,6%.

Hay que considerar que la inflación subyacente se mantiene en el terreno positivo, el 0,4%, si bien un punto por debajo del nivel hace un año, lo cual indica que la caída de los precios vuelve a estar motivada por las partidas más volátiles

La evolución de la demanda interna y los precios de la energía determinarán la evolución de los precios en los próximos meses, lejos ahora mismo del objetivo marcado por el Banco Central Europeo del 2%. El estímulo de la actividad y la demanda serán necesarios para evitar que los precios se mantengan en el terreno negativo durante un periodo prolongado como ya ocurrió en la anterior crisis.