El paro siguió subiendo mayo en Navarra, aunque en menor medida

Empleo

La apertura parcial de algunos negocios y la recuperación de parte de la actividad en mayo se ha traducido en unas cifras del mercado laboral “no tan malas” como las de los meses de marzo y abril.

El paro volvió a subir en mayo, pero en menor medida que en meses anteriores. Mientras que en abril el paro aumentó en 3.077 personas con respecto a marzo, en mayo el incremento fue de 695 personas, lo cual sitúa la cifra total de parados en 41.137 personas. El desempleo bajó en la construcción y la agricultura y casi tres de cada cuatro nuevos parados se encuentra en el sector servicios.

No obstante, esta cifra supone un incremento del 31,6% con respecto a mayo de 2019 y hay que tener en cuenta que mayo suele ser un buen mes para el empleo. Sin embargo, la crisis del coronavirus ha roto las dinámicas habituales del mercado laboral y siguen mostrando el su impacto en el mercado laboral.

De la misma manera, la contratación también aumentó con respecto a abril, y se realizaron 1.207 contratos más, 14.264 en total.

Al finalizar mayo, el número de afiliados a la Seguridad Social fue de 282.307 afiliados, lo cual supone un incremento de 1.085 afiliados con respecto a abril. Desde febrero, Navarra ha perdido 6.606 afiliados y 3.652 con respecto a hace un año.

Era de esperar que el mayor efecto sobre el mercado laboral se diese en los primeros momentos tras decretar el estado de alarma y el cierre de algunos negocios y no fueran tan negativos a medida que se reabre cierta parte de la actividad. Hay que recordar, no obstante, que en muy poco tiempo se ha destruido una parte muy importante del empleo generado en los últimos meses, en una etapa en la que la economía navarra ha crecido por encima del 2%. Por ello es necesario establecer medidas para reactivar la economía lo antes posible, pensando no sólo en el corto plazo, sino en la necesaria generación de crecimiento económico en el medio y largo plazo.